maria-email

porqué es mejor elegir un equipo de outsourcing a comparación con un equipo de desarrollo de tipo In-House.

Ya seas un Emprendedor, una Agencia Digital o una Empresa de rangos mayores planeando una transformación digital, seguramente te encontraste posicionado en el lugar de tener que elegir alguna de estas dos opciones; contratar a un equipo de desarrollo de tipo In-House ollevar a tus operación y proyectos a una perspectiva más global por medio del Outsourcing.


Primero, hablemos de las ventajas del desarrollo In-House: Tendrás personas trabajando a tu lado en tu establecimiento, por lo que, cuando tengas un problema podrás acudir a ellos y resolver las cosas en tiempo real. Al trabajar bajo el mismo techo, tendrán un amplio entendimiento de lo que queres en tu proyecto y desarrollo de tu software.


Si tienes un buen equipo de Recursos Humanos y Managers, entonces un equipo de In-House podría sentarle bien a tu cultura corporativa. Ellos sabrán exactamente qué es lo que la compañía quiere proveer o resolver a través de tu producto mientras este es desarrollado.


Podrás tener respuestas en tiempo real, si es que hay algún proyecto crítico o tarea que necesiten cambios. Tendrás comunicación cara a cara, lo que hará que haya chances mínimas de tener malentendidos y los resultados que surjan serán más efectivos.


Ahora, veamos las consecuencias de tener un equipo de desarrollo In-House: Aunque este tipo de tipo de desarrollo sea bastante comunicacional, también tiene varios aspectos negativos inevitables. Tendrás que hacerte cargo de todos los costos al tener que preparar el lugar y el equipamiento para contratar personas.


Tendrás que pagar un valor muy grande, para compañías que quizá estén con un presupuesto ajustado; contratar, preparar el espacio, conseguir las tecnologías e instalar los software y hardware quizá hagan un gran agujero en los bolsillos de tu empresa. Además,deberás tomar en consideración otros gastos adicionales como faltas por enfermedad,
entrenamiento, beneficios de los empleados, etc.


Habrá limitación de talentos y tecnologías, tus empleados quizá no estén capacitados con las últimas primicias del mundo del desarrollo. En caso que nuevas tecnologías aparezcan deberás capacitarlos o dejar que la competencia tenga ventaja y un mejor uso de ellas.


Enfrentaras una mayor posibilidad de renuncias, el mercado está buscando talento constantemente y los desarrolladores pueden abandonarte ante cualquier propuesta que aparezca tocando a sus puertas. La baja de empleados en la industria del desarrollo es realmente alta. Muchas compañías dedican dinero extra para tratar de conservar a esos desarrolladores que ellos mismos capacitaron.


Mencionemos los grandes beneficios de un equipo de desarrollo de Outsourcing: Ahorraras dinero en el proceso de contratación y retención, la mayor pérdida de capital en muchas empresas y compañías es al buscar a la personas correctas para contratar y luego lograr que estas personas se queden.


Podrás reducir presión en el área de Recursos Básicos, ya que el desarrollo Outsourcing realiza sus tareas y trabajos de manera limpia así estos podrán enfocarse en la competencia y en mejorar las principales propuestas de tu compañía.


Podrás contratar una compañía de Outsource cuando lo necesites, si es que quieres desarrollar tu producto o añadir alguna característica, podrás hacer un contrato. En comparación, no podrías contratar o echar cuando lo necesites a una compañía de tipo In-house.


Contarás con la posibilidad de llevar tu producto al mercado de la manera mas rapida, ya no tendrás que perder largas horas en tratar de encontrar los desarrolladores correctos y luego tener que entrenarlos.


Por último, pero no menos importante,
tendrás a tu disposición diferentes talentos y expertos en tecnologías de manera parcial o completa. En el proceso de desarrollo de software necesitarás diferentes habilidades en tu equipo, lograr contratarlos a todos desde un principio de manera total es bastante difícil, pero con el modelo de Outsourcing, podrás acceder a ellos en los determinados momentos en que los necesites